miércoles, 21 de marzo de 2012

Materiales de construcción nocivos para la salud humana.

En Francia, a partir del 1 de enero de 2012, todos los nuevos productos de construcción, decoración y muebles: pinturas, los barnices para suelos, pegamentos y adhesivos, entre otros, deberán ser calificados mediante una etiqueta obligatoria, con la clasificación obtenida en pruebas realizadas según la norma ISO 16000, que indican el grado de emisiones tóxicas de dichos productos de construcción: formaldehído, acetaldehído, tolueno, tetraclorohídeno, xyleno, trimethylbenceno, diclorobenceno, elilbenceno, butoxyetanol, estireno, así como todos los compuestos orgánicos volátiles (COV).
A partir del 1 de septiembre del 2013, la clasificación y etiquetaje con la "label COV", seré también de obligado cumplimiento para los productos ya existentes en el mercado francés.

Fuente:http://www.eco-institut.de/en/from-analysis-to-quality-assurance/international-labelling/french-voc-label/ 


 Desde la bioconstrucción, se recibe esta iniciativa como una buena noticia. hace años que se reclama el etiquetaje de los materiales indicando sus componentes, esto debería ser un derecho del usuario.
Ahora, invitamos a los usuarios que hagan uso de ese derecho: ser informados de las substancias tóxicas que tiene un mueble, una cuna de bebé, una alfombra, una pintura, un sofá, un pavimento de parket... Es más, creemos que se debería exigir a los promotores inmobiliarios que nos indiquen hasta qué grado la vivienda que nos disponemos a comprar puede afectar a nuestra salud.
Desde Bluearch Bioarquitectura trabajamos para crear viviendas y espacios biocompatibles, sanos para la vida humana, sanos para nuestro planeta azul.
Desde la bioconstrucción se trabaja con materiales libres de tóxicos, de origen natural, que generan un ambiente sano, regulando la humedad, la buena ionización, con baja carga electrostática.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario